Prisa ofreció a Mediapro hasta 570 millones por cerrar Gol TV

miércoles, 8 de agosto de 2012 en 8/08/2012 02:01:00 p. m.
El negocio de los derechos del fútbol adeuda 3.000 millones de euros y cada vez es más difícil sacarle rentabilidad. Por eso, el grupo Prisa lanzó hace dos semanas un órdago para sacar del mapa televisivo a Mediapro y poder comercializar las imágenes de los partidos en exclusiva.

El grupo que preside Juan Luis Cebrián ofreció hasta 570 millones a Mediapro a cambio de todo el fútbol y el cierre de GolT, la plataforma a través de la que la productora catalana explota los derechos de los clubes. La propuesta no gustó nada a la compañía catalana, que hace dos semanas rompió las negociaciones con Prisa y sacó a subasta los partidos de la Liga BBVA -Primera División- y Adelante -Segunda División-.

El problema es que ninguno de los grupos tiene los derechos de todos los equipos de Primera, por lo que no pueden comercializarlos. Prisa TV ha dejado de vender Canal+ Liga y desde hace un tiempo no registra nuevas altas para el canal premium. Por su parte, GolT, que ya no se emite a través de Imagenio (Telefónica), tampoco ha empezado a vender la Copa del Rey y la Liga.
Sin acuerdo, no se puede emitir

La Liga española empieza el próximo 18 de agosto, si los clubes de primera no lo impiden, y todavía no está claro dónde se van a poder ver los partidos. Los derechos televisivos de los equipos de Primera División están repartidos casi a partes iguales entre las dos compañías. "Las campañas publicitarias para conseguir abonados no han comenzado porque no pueden promocionar lo que no tienen", dicen fuentes del sector.

Si Prisa y Mediapro no llegan a un acuerdo no podrán emitir los partidos y eso es nefasto para los grupos. El principal escollo es que ninguna de las dos empresas podrían entrar a retransmitir los partidos de los equipos de los que no tienen los derechos y, aunque el 80 por ciento de la pay per view son enfrentamientos del Real Madrid y el Barcelona, estos equipos no juegan solos. Este panorama obligó al grupo de Juan Luis Cebrián y a la productora de Jaume Roures a reanudar las conversaciones la semana pasada, pero las posturas está muy alejadas y Prisa ya ha solicitado por segunda vez la intervención del Gobierno para poner punto y final a la guerra del fútbol.

El negocio televisivo se ha convertido en una pieza fundamental para Prisa. "Contamos con dos unidades de negocio que se comportan claramente contra el ciclo.La televisión de pago y la educación configuran casi un 60 por ciento de nuestros ingresos", aseguró Cebrián en la última junta de accionistas. Es más, en el primer semestre del año el grupo destacó la fortaleza de la televisión de pago ya que fue de los pocos negocios del grupo que vio crecer su beneficio bruto.

Para rentabilizar Prisa TV, Cebrián necesita explotar en exclusiva el tesoro de los contenidos audiovisuales: el fútbol. Un botín que ahora, con el partido en abierto relegado a los lunes con equipos de categoría C (que no mueven mucha audiencia), es más goloso que nunca. Mediapro se ha asegurado de que los enfrentamientos del Real Madrid y el Barcelona sean de pago.

Maniobras y huelgas


El grupo audiovisual necesita los derechos de los equipos para ganar abonados y vendérselos a las plataformas de pago, entre las que se encuentra Imagenio. Telefónica es una pieza clave en esta maniobra. La teleco quiere el fútbol para dotar Imagenio de contenidos y rentabilizar el cable que empieza a instalar a toda velocidad. Por eso, puso como condición para invertir 100 millones en Prisa poder explotar los contenidos de Canal+, y la Liga y la Copa son fundamentales.

Prisa, apoyado por las resoluciones de la Comisión Nacional de Competencia que prohíben contratos de más de tres años, empezó a negociar con los clubes para hacerse con sus derechos. Hasta la fecha, tiene una docena de equipos firmados o apalabrados. A la espera de que el juez se pronuncie sobre las cautelares solicitadas por Mediapro para no quedarse sin fútbol (de momento la justicia le ha negado la razón a Roures en dos ocasiones: con el Espanyol y el Celta de Vigo), los dos grupos negocian in extremis para llegar a un acuerdo.

Unas conversaciones que se han visto lastradas por la maniobra de Prisa para quitar de en medio a Mediapro: Cebrián quería tener el monopolio de los derechos en España a cambio de ceder a Roures la explotación en el mercado internacional.

Las negociaciones no avanzan y los doce clubes rebeldes amenazan con huelga si no hay acuerdo. Ayer lanzaron un comunicado en el que, entre otras cosas, exigen a los operadores "un marco estable que garantice la explotación pacífica de los derechos audiovisuales". Si no, amenazan con paralizar la Liga.

FUENTE: El Economista
votar

Otros posts que te pueden interesar...

Publicidad

Publicidad

Mundotaku

Publicidad

Alojado en Blogger | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS) | Diseñado por MB Web Design | Código XML por Cahayabiru.com | Modificado por Pelopo82