Los fetiches sexuales más extraños

miércoles, 3 de octubre de 2012 en 10/03/2012 08:00:00 p. m.
A la hora de buscar el placer sexual, hay tantas opciones como personas en el mundo. Si bien muchos terminan cayendo en lugares comunes, existen una gran variedad de alternativas de lo más diversas, y muchas veces las mismas rozan lo bizarro. Estos son los fetiches más extraños del mundo.

Ursusagalamatofilia: A algunas personas les gusta vestir de felpa o hasta botargas y buscar otras personas similares para copular. Esta parafilia es bastante popular.

Parcialismo: A algunas personas les excita una parte del cuerpo específica, por ejemplo el pie de una mujer con tacones. Incluso existen sitios dedicados en su totalidad a estas fascinaciones.

Agalmatofilia: La atracción por maniquíes es bastante común, esto incluye también la excitación erótica generada por estatuas y por la inmovilidad (lo que podría ser un sucedáneo de la violación).

Formicofilia: Este es el placer sexual derivado de tener insectos arrastrándose por el cuerpo, especialmente en los genitales (¡¿esa sexy hormiga en la vagina, o la abeja meliflua en el pene?!).

Dacrofilia: Un poco menos bizarra, ya que las lágrimas tienen químicos, incluso llegan a tener oxcitocina (la llamada hormona del amor), hay muchas personas que incrementan su excitación al lamer, untarse o hasta beber lagrimas.

Acrotomofilia: Algunas personas se excitan con miembros amputados, ya sea su ausencia o su prótesis.

Mecanofilia: Como resultado de la sexualización de las máquinas, particularmente de los coches, que se ha generado en la publicidad, existen personas que no solo se ven excitadas por las máquinas —por tener sexo en un Corvette rojo— sino que tienen sexo con vehículos.

Simorofilia: El placer sexual que genera montar accidentes o desastres como un choque automovílistico. Este fetiche ha sido popularizado por J. G. Ballard en su novela Crash, en la que el clímax del placer se sincroniza con el momento de un choque.

Hierofilia: Derivada por los objetos religiosos. Esto se asocia con la devoción religiosa llevada a su literalidad. Algunas personas fanáticas, por ejemplo, que suelen asegurar “pertenecerle a Cristo”, llevan esto a un extremo y gustan de usar cruces, Biblias u otros objetos en el acto sexual.

Arachibutyrophilia: Este es el extraño fetiche por embadurnar a una persona alérgica a la crema de maní con esta sustancia y copular, en un melangerie, con ella y otra persona, viendo cómo su cuerpo se trastorna.

FUENTE: Derf
votar

Otros posts que te pueden interesar...

Publicidad

Publicidad

Mundotaku

Publicidad

Alojado en Blogger | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS) | Diseñado por MB Web Design | Código XML por Cahayabiru.com | Modificado por Pelopo82