Resulta herido al beber ácido en vez de vino por una 'broma'

jueves, 9 de mayo de 2013 en 5/09/2013 07:54:00 p. m.
El suceso fue fruto de una pretendida ‘broma’, aunque maldita la gracia. Juan Ch., de 58 años de edad, natural y vecino de la localidad de Cogollos de Guadix, tuvo que ser hospitalizado de urgencia en un centro hospitalario de la capital para ser tratado de las graves heridas que sufrió en un bar por un líquido cáustico que él pensaba que era vino de la tierra. El afectado, que presentó lesiones en los labios, la lengua, la garganta y perforaciones en el esófago, fue víctima de una chanza que por poco no tuvo un desenlace fatal. El suceso ocurrió en el bar del hogar del pensionista de Cogollos de Guadix y el presunto bromista fue el tabernero que atendía dicho establecimiento. Una persona que, por cierto, estaba emparentada con el herido, según fuentes consultadas por este diario.

El incidente se desarrolló de la siguiente manera: la víctima se acercó a la barra, pidió un vaso de vino, se lo bebió rápidamente y lo rellenó de agua sin que el tabernero se percatase de la maniobra. Instantes después, le echó en cara al camarero que le hubiera servido un mosto tan deficiente. Y ahí fue donde se fraguó el drama.

Líquido limpiador

Al parecer, el tabernero –un jubilado que atendía el bar– se ‘picó’ y quiso devolver la broma al cliente: le iba a servir un vino cosechero de primera, anunció. Pero en lugar del caldo prometido, puso en el vaso un líquido corrosivo que el personal del hogar del pensionista utilizaba para la limpieza de las partes metálicas del mobiliario del bar. O sea, puro veneno. Según explicaron fuentes familiares de la víctima y algunas de las personas que estaban en ese momento en el establecimiento, el líquido cáustico tenía un color turbio muy parecido al del vino característico de la zona. Así que el herido no sospechó nada y bebió un buen trago. No le dio tiempo a más. Enseguida sintió que algo iba mal. El líquido causó estragos en el aparato digestivo del damnificado.

Dada la gravedad de las lesiones internas, la víctima fue trasladada rápidamente a un centro hospitalario de la capital granadina, donde quedó ingresada en estado grave. Los médicos de urgencias, de oficio, dieron parte de los hechos a la autoridad judicial para que abriera una investigación e intentase esclarecer lo sucedido. Es decir, que el caso está abierto.

En un principio, al estar unidos el tabernero y la víctima por lazos familiares, hubo cierta resistencia para tomar la decisión de formular una denuncia ante la Guardia Civil. Pero como quiera que los facultativos que atienden al herido se habían adelantado y ya habían comunicado lo ocurrido al juez –tienen obligación de hacerlo–, la apertura de las correspondientes pesquisas era inevitable.

FUENTE: Ideal
votar

Otros posts que te pueden interesar...

Publicidad

Publicidad

Mundotaku

Publicidad

Alojado en Blogger | Entradas (RSS) | Comentarios (RSS) | Diseñado por MB Web Design | Código XML por Cahayabiru.com | Modificado por Pelopo82